5 TIPS LEGALES PARA LAS PEQUEÑAS EMPRESAS Y LOS EMPRENDEDORES

by | Dic 3, 2017 | Derecho Corporativo, Emprendiendo | 2 comments

Eyal Lifshitz · Fundador y CEO de BlueVine 28 de Abril del 2015

Traducción e interpretación Francisco García Orozco

La economía de hoy en día se mueve más rápido que nunca. Dada la omnipresencia de las soluciones en la nube en el mercado, barreras de entrada relativamente bajas y un excedente de capital disponible para los aspirantes a emprendedores, ir a toda marcha es la única opción. Cualquier cosa que sea más lenta y alguien te rebasa.

Y aún con estas condiciones de mercado, se mantienen bloqueos potenciales y cada negocio debe aprender a superarlos. Desde el principio tu estrategia de negocios debe de satisfacer los requerimientos legales de la industria. Después de todo no importa que tan grandiosa sea tu estrategia de negocio, no puede ser ejecutada si estás operando fuera de los márgenes legales. El bienestar de tu negocio depende de darle a este edificio de bloques el tiempo, atención e inversión que se merece y en las etapas iniciales.

Aquí hay cinco tips para desarrollar una estrategia legal para tu incipiente organización:

1.- Presupuesta más para gastos legales de lo que crees que necesitas.

No subestimes los gastos legales. Las cuotas legales pueden terminar siendo un gran frente de inversión cuando empiezas tu negocio. En mi experiencia, estas cuotas siempre terminan siendo más altas de lo que anticipas debido a las constantes idas y vueltas, la complejidad legal y otros factores. Por esta razón te recomiendo que te permitas la suficiente reserva en tu presupuesto para estos servicios. Aparte, asegúrate de consultar con tu abogado el estimado total de costos legales al comienzo.

Aparte de eso, también necesitas pagar por permisos de licencias, cuotas de llenado de licencias, acuerdos y más. Puede ser muy útil hablar con otros emprendedores que enfrentaron con retos legales similares para determinar un mejor estimado de estos costos. Al final del día, presupuesta de manera prudente para que no tengas que echar mano de fondos que podrían haber sido destinados a otros objetivos del negocio.

2.- Asume que el tiempo que necesitas el doble del tiempo que el anticipado.

Cuando la idea de tu negocio viene a ti y vez una necesidad del mercado que no esta siendo satisfecha quieres empezar a trabajar en ese momento. Pero tener en orden tus documentos legales puede tomar un tiempo, así que planea por anticipado. Cuando empezamos BlueVine, nos tomo un año completo obtener nuestra licencia como prestamista. Durante ese tiempo tuvimos que trabajar en un esquema modificado para poder operar dentro de los márgenes legales. Asegúrate de saber que licencias necesitas para empezar a operar, y toma en cuenta el tiempo necesario para obtener esos permisos.

3.- Asegúrate de tener el abogado correcto para cada tarea.

La especialización cuenta. Un abogado sin experiencia en un terreno específico puede ser costoso. Por ejemplo, si necesitas obtener una patente, o peor, competir con un troll de los patentes, trabaja con un abogado de patentes. Los años de experiencia del especialista en propiedad intelectual y su profundo conocimiento de las entradas y salidas del litigio de marcas y patentes te serán de ayuda. Optar por un abogado generalista que cubra un gran espectro de ramas pero que no se especializa en ninguna de ellas te podrá ahorrar dinero en un principio, pero la falta de experiencia del individuo en una rama en particular puede costarte a lo largo del trayecto. Vale la pena conseguir a la persona correcta para el trabajo, gastarás más a la larga si no lo haces.

4.- Asegúrate de estar protegido y de no estar rompiendo la ley.

Las consecuencias de no tener tus documentos constitutivos en orden puede ser costosa. Square la startup de comercio móvil fue multada recientemente con más de medio millón de dólares en Florida por operar sin una licencia para transmisión de dinero. Aún peor que las multas, sin embargo, es el daño que sufres dilapidando tu reputación ante los clientes. La necesidad de mantenerte al día con tus competidores y expandirte a nuevos mercados puede parecer asfixiante, pero no vale la pena tomar ningún atajo si termina arruinando tu marca o poniéndote tras las rejas. Trabaja desde el principio con un consejero legal de tu confianza para asegurarte de que estas operando dentro de los límites legales.

5.- No es todo o nada, empieza procesos legales en paralelo.

Si tu modelo requiere licencias/cumplimientos, haz lo que puedas legalmente hasta que estes cumpliendo. Mientras obtener permisos legales poner tu negocio es vital para empezar el mismo, no te sientes a esperar progresos desde el frente legal. Usa tu tiempo con sabiduría, invirtiendo y construyendo las areas de tu negocio que no requieren autorización legal. Por ejemplo puedes comenzar en estados donde las regulaciones no te detengan mientras solicitas los permisos necesarios en los estados que los requieren, o puedes lanzarte al mercado con una solución más limitada de la que tienes planeada. Mantente preparado para cambiar el switch y reanudar el tesón en el momento que tu cumplimimiento sea oficial.

Por su naturaleza los negocios se mueven rápido. Seguir estos pasos básicos puede serte de gran ayuda en construir tu negocio tan rápido y sabiamente como sea posible.

Pero recuerda, solamente porque algo sea legal no significa que siempre es correcto. Con cada decisión asegúrate de no estar solamente siguiendo la literalidad de la ley, sino también apegándote a su intención. Tu negocio deberá ser construido en tus valores y ser operado con buenas intenciones, mantén eso en mente sin importar que parámetros legales tu empresa enfrente.

https://www.entrepreneur.com/article/245438